Buscar
  • Fresh and Friends

5 TRUCOS PARA COMER BIEN FUERA DE CASA

Si has empezado alguna vez a hacer una dieta saludable pero no duras más de 1 semana, sabrás que la parte más dura es mantenerla cuando comes mucho fuera de casa. Comer sano, como sabes, es algo que se debe mantener a largo plazo y lo más difícil es convertirlo en una rutina. Además, cuando tu alimentación habitual se basa en comer en la oficina, cenar fuera con amigos o pedir comida a domicilio, debes tomar algunas medidas para que esto no suponga el fin de tu dieta saludable.


Si ese es tu caso y estás harto de intentarlo hasta la saciedad y quedarte en el intento, sigue leyendo porque aquí te dejamos 5 trucos para que puedas comer sano incluso si comes fuera de casa cada día, ya no tendrás excusa para no llevar una dieta saludable.



1. Intenta elegir restaurantes con comida saludable

No es lo mismo comer en una pizzería que en un restaurante de ensaladas o especializado en verduras. Tampoco es necesario que solo comas verduras cuando salgas, no te asustes, pero intenta siempre elegir restaurantes donde sepas que la comida es un poco más sana, nada de tacos o pizzas.

2. Toma una pieza de fruta antes de salir

Como sabemos que decidir no comer fuera muchas veces no es una opción, prueba a tomar una pieza de fruta antes de salir de casa. Esto saciará un poco el hambre y hará que comas algo menos cuando vayas al restaurante, ¡Ahorraras calorías y dinero!

3. Elige alimentos simples

Y si estás en el restaurante, sea el tipo de comida que sea, intenta elegir platos saludables o al menos con pocos ingredientes, recuerda siempre que cuantos más ingredientes y salsas, más calorías tendrá, y no debemos tomar más de las que nuestro cuerpo necesita.

4. Toma agua con la comida

Si quieres mantener una dieta saludable, lo primero que debes evitar son las bebidas gaseosas, dulces, con cafeína, etc., mientras comes. Mantente hidratado y toma la mejor bebida que existe, el agua.

5. Come despacio

A la hora de comer, es importante que lo hagamos con calma, masticando adecuadamente y sin estrés. Si además, comes a menudo fuera simplemente porque te gusta salir a comer con amigos, aprovecha para hablar y come tranquilamente.

Como ves, no tienes que renunciar a lo que más te gusta para seguir una dieta saludable, solo tienes que asumir pequeñas acciones para convertirte en una persona sana estés donde estés.

2 vistas